A summer meals truck in Kalispell, Montana

Verano: La época de más hambre para los niños

El verano es la época del año con más hambre para millones de niños.

Tradicionalmente, cuando las escuelas cierran durante el verano, es mucho más difícil llegar a los niños con las comidas que necesitan.

La pandemia ha puesto de relieve en forma dramática la necesidad de que las comidas lleguen a los niños cuando no están asistiendo a clases. “En el verano, cuando los niños, o comen una sola vez o no comen muchos días, realmente los retrasa en muchos niveles. Tienen más probabilidades de enfermarse. Entonces, mentalmente no pueden continuar desarrollándose y de hecho retroceden”, señaló la Dra. Ximena García, una médica apasionada por la nutrición infantil en Topeka, Kansas.

two kids eating a lunch outside

Incluso a medida que avanza la vacunación y disminuyen las restricciones, es probable que el impacto económico de la pandemia dure años, creando desafíos adicionales para las familias y poniendo a más niños en riesgo de sufrir hambre. Hasta 13 millones de niños, o 1 de cada 6, podrían pasar hambre este año.

“He visto a niños que antes eran extrovertidos, volverse callados y retraídos. He visto a maestros volver al autobús llorando después de haber visto a sus estudiantes y en dónde están viviendo”, afirmó un proveedor del programa en una encuesta sobre el hambre durante esta crisis.

Con el dolor experimentado por las familias, en 2020 el gobierno federal permitió a las comunidades servir comidas de verano en una variedad de nuevas formas, ayudándole a proveer 148 millones de comidas más que antes de la pandemia. Esta flexibilidad continuará hasta septiembre de este año.

“Gracias a esas exenciones la accesibilidad fue mucho más fácil. Las personas se sentían más cómodas viniendo un día a la semana para recoger esas comidas y podían ir al lugar más cercano”, dijo Christa Deboer de Youthprise en Minnesota, al elogiar la flexibilidad en los programas de comidas de verano.

Incluso con estos importantes beneficios, muchas familias todavía tienen dificultades para alimentar a sus hijos durante el verano. Los proveedores del programa expresaron su preocupación por los grupos que podrían no estar familiarizados con las reglas, tener miedo de participar debido a su estatus migratorio, o no tener acceso a la información.

Por esta razón, No Kid Hungry está llevando a cabo una campaña de concientización para asegurarse de que todos los niños puedan acceder a las comidas que necesitan. Queremos asegurarnos de que se sepa que todos los niños y adolescentes pueden recibir comidas gratis este verano. Las comidas están disponibles para todos los niños de 18 años o menos, independientemente de sus ingresos, el estatus migratorio y su ubicación.

Estaremos promoviendo nuestro Mapa de Comidas Gratuitas para que las familias puedan encontrar comidas sin costo cerca de ellos. También pueden enviar un mensaje de texto con la palabra “FOOD” o “COMIDA” al 877-877 para encontrar comidas cercanas.

Ayude a un grupo de celebridades, empresas y líderes comunitarios a regar la voz sobre estas comidas gratuitas de verano para asegurarse de que todos los niños tengan el alimento que necesitan.

Textee comida al 877-877

No Kid Hungry seguirá proporcionando recursos a las escuelas y comunidades que distribuyen comidas de verano a las familias. Estas comidas son financiadas por el USDA y administradas por escuelas locales, bancos de alimentos y organizaciones comunitarias. Los recursos se utilizan para pagar por cosas como embalajes, equipos, camiones de reparto y refrigeradores.

Edwin Lucero, uno de los embajadores jóvenes de No Kid Hungry, expresó la importancia de nuestro trabajo este verano.

“Las comidas gratuitas son importantes en muchas formas. Siempre seré un firme creyente de que ningún niño debe irse a la cama con el estómago vacío. Si puedo hacer algo para cambiar eso, haré todo lo que esté a mi alcance".

Únase para que, juntos, podamos erradicar de una vez por todas el hambre infantil en los Estados Unidos.